Potosí al sur de Bolivia era un ejemplo de comunidad que estaba sufriendo una aguda sequía afectando la provisión de agua potable para sus habitantes, cultivos agrícolas y crianza de animales.

En nuestro afán de ayudar en el problema mundial de gestionar mejor los recursos hídricos, desarrollamos una Solución de Impulsión basada en 2 bombas de alta presión, con un sistema de anclaje, conexionado de cañerías y automatización.

Este proyecto fue diseñado y entregado en tiempo récord, por existir una real necesidad de carácter social urgente, que estaba viviendo una comunidad completa, al no poder contar esta en forma continua con el preciado recurso.

El sistema de impulsión, actualmente permite transportar agua potable (100 litros/seg) desde una planta de tratamiento del río San Juan al tanque Millner, en la zona alta de la ciudad, para entregarla por sistema de red a zonas que antes no podían ser abastecidas en forma directa.